viernes, 5 de septiembre de 2014

PANELITAS DE LECHE

Tanto el arequipe como el manjar blanco y las panelitas de leche hacen parte de los llamados “dulces de leche” y son productos típicos de América Latina. Se trata de un proceso de concentración por evaporación de la leche a fin de aumentar los sólidos totales y la diferencia fundamental entre los tres radica en la formulación y en el proceso de hidrolización de la lactosa.
Hoy vamos a compartir la receta de las panelitas de leche, tal y como las hacía mi abuela.
Ingredientes:
10 litros de leche
3.5  kilos de azúcar
1 cucharadita  de bicarbonato
130 g  de harina de arroz o trigo
Vainilla o piel de limón (opcional)







En una paila grande se mezclan en frío la leche,  el azúcar  y el bicarbonato.







Se  lleva a fuego moderado hasta el punto de leche condensada.La harina de arroz o trigo se disuelve en un poco de agua y se adiciona agitando fuertemente hasta que inicie el hervor nuevamente. Se pasa la cuchara de palo regularmente  por el fondo para verificar que no se pegue y se ahúme.





Cuando comience a tomar consistencia y el color se vuelva oscuro inicie el control para verificar el punto. Si al pasar la cuchara por fondo se desprende y forma bola ya están listas las panelitas. Bajar del fuego, agregar la vainilla o ralladura de limón y agitar la mezcla por dos o cinco minutos más.  Vaciar en superficie engrasada. Alisar con rodillo engrasado. Dejar enfriar 1 o 2 horas y cortar.        

5 comentarios:

  1. En algunas partes le llaman "conservitas" y son deliciosas.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Aramis, por visitar el blog. Tanto las conservitas de leche como la jalea de tamarindo tienden a desaparecer si no hacemos la recuperación y divulgación de las recetas de estas delicias de nuestra dulcería.

    ResponderEliminar
  3. Mrc usa palabras incoherentes, por ejemplo la de agitar la rayadura de limon(como cñ la agito si esta dentro del caldero mnr*Agarro el caldero lo tapo y lo empiezo a batir?*)

    ResponderEliminar
  4. Hola Zuza Gamer, gracias por visitar el blog. No hay incoherencia en la explicación. De pronto interpretación errada. Vamos a ver si me explico mejor. Bajas el caldero del fogón, agregas la vainilla o la cascara de limón y agarrando el caldero por la oreja, agitas o revuelves la mezcla con la cuchara por varios minutos antes de vaciar en la superficie engrasada.

    ResponderEliminar