martes, 10 de marzo de 2015

MOUSSE DE CHOCOLATE

La mousse de chocolate es, como ya se dijo,  un postre original de la cocina francesa, ahora conocido internacionalmente. Consiste en una crema suave y espumosa, que se sirve sola en copas o acompañada de crema chantillí, nueces picadas o chocolate rallado. También se utiliza para rellenar tartas dulces. 
Este postre se puede elaborar con chocolate blanco o negro. Si se quiere mantener el fuerte sabor a cacao del chocolate negro, se empleará mantequilla en vez de nata.
Ingredientes:
200 g de chocolate semi amargo
120 g de crema de leche
2 yemas
1 cucharada  de azúcar
225 g de nata montada
Se coloca en una olla a fuego suave la crema de leche. Mientras batir las yemas con el azúcar y cuando empiecen a blanquear, agregar poco a poco la  crema de leche caliente. Llevar nuevamente al fogón hasta que alcance la temperatura de 84°C, revolviendo frecuentemente para que no se formen grumos. Vaciar sobre el chocolate troceado y batir hasta que  haya derretido. Dejr enfriar hasta los 33°C.






Montar la nata hasta que esté firme. Recuerden que se debe refrigerar 24 horas antes y si el clima es muy cálido batirla sobre un baño maría invertido (agua con hielo).







Unir el chocolate con la nata montada, poco a poco, con movimientos envolventes hasta que adquiera un tono igual.








Se pone la mousse en recipientes individuales y se mete a la nevera, al menos dos horas antes de servirla. Se decora al gusto, con crema chantillí, cerezas y barquillos o  virutas de chocolate.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario