viernes, 23 de diciembre de 2016

TORTA SELVA NEGRA

                                     
La torta selva negra es un postre típico de la cocina de Baden y uno de los más preciados en la cocina alemana. Consiste en varias capas de bizcocho de chocolate embebido en kirsch (licor de cereza) e intercaladas con crema chantillí y mermelada de cereza. Está recubierta de crema chantillí, virutas de chocolate y cerezas.
El origen de esta torta se ubica en el siglo XVI, cuando el chocolate ya se había asentado en Europa, y en la zona llamada Selva Negra, situada en el estado de Baden-Württemberg. El nombre evoca la oscuridad y el misterio de una región conocida por sus cerezas algo agrias, de las cuales se obtiene el kirsch, un destilado doble, transparente. La combinación de la cereza, el kirsch, la crema de leche y el chocolate hace de esta torta una tentación.
Ingredientes para el bizcocho:
125 gramos de cobertura de chocolate semi amargo
125 gramos de margarina
4 huevos
1 taza de azúcar
2 tazas de harina
2 cucharaditas de polvo de hornear
¼ cucharadita de sal
½ cucharadita de vainilla, café o ralladura de naranja
Para la decoración:
1 litro de crema chantillí
Mermelada de cerezas
1 copa de kirsch (licor de cereza)


Derretir al baño de maría el chocolate con la margarina. Batir los huevos con el azúcar. Cernir la harina con el polvo de hornear y la sal. Unir las mezclas, aromatizar con café, ralladura de naranja o  la vainilla y asar en horno medio (180 C o 350 F).













El bizcocho se divide horizontalmente en tres o cuatro capas y se embebe con un almíbar que se preparó con el líquido de las cerezas y una copa de licor. 












Luego se intercalan con crema chantillí y mermelada de cerezas. Se decora por encima con crema chantillí, cerezas y virutas de chocolate.

lunes, 17 de octubre de 2016

TORTA DE ZANAHORIA

                                 
La torta de zanahoria es una de las preferidas de mi hija y esta vez cuando me pidió que le hiciera una le tomé fotos al paso a paso para compartirla con ustedes.
Ingredientes:
2 tazas de harina de trigo
2 tazas de zanahoria rallada por el lado fino
4 cucharaditas de polvo de hornear
1 taza de azúcar
¾ tazas de aceite de maíz, girasol o canola
4 huevos
1 cucharadita de canela molida
½ cucharadita de sal






Engrase y enharine un molde de libra. Precaliente el horno a 180°C o 350°F. Ralle la zanahoria por el lado fino del rallador. 











Esta torta se puede hacer en el procesador, la licuadora o la batidora. Yo la hago con la batidora. Bata los huevos, agregue el azúcar, el aceite.










Luego la zanahoria rallada y por último la harina cernida dos veces con el polvo de hornear, la canela en polvo y la sal. Vacíe en el molde que preparó.









Hornee por aproximadamente 50 minutos o hasta que al introducir un palillo salga limpio. Se puede consumir así o con el betún de su preferencia.


lunes, 19 de septiembre de 2016

HELADO CASERO

                                           
En la entrada de la crema inglesa les dije que ésta sirve de   base para la preparación de la “crème brulée” y de un buen número de helados.
Para este helado vamos a necesitar:
1 litro de crema inglesa
1 merengue italiano o suizo


Se prepara la crema inglesa, según el proceso explicado en una entrada anterior.












Mientras enfría se prepara, con las claras que sobraron,  un merengue suizo o italiano, que implican la pasteurización de las claras, ya que por precaución no se deben consumir crudas.











Una vez listos, tanto la crema inglesa como el merengue se procede a mezclarlos con movimiento envolvente hasta que la crema se vea homogénea. 









Se lleva al congelador en recipiente metálico de un día para otro. En cuando comience a endurecer, batir para que quede más cremoso.




jueves, 25 de agosto de 2016

ESPONJADO DE CIRUELAS PASAS

                           
Hace años aprendí a hacer los esponjados, de diferentes sabores, principalmente con frutas (de fresa, frambuesa, maracuyá, ciruelas pasas, etc.). La receta es muy parecida a la del soufflé pero no se hace en moldes individuales sino en un molde grande de torta. Además, la consistencia es diferente y baja menos, manteniendo la forma. Hoy voy a compartir la receta del esponjado de ciruelas pasas.
Ingredientes:
8 claras de huevo
17 cucharadas de azúcar
½ cucharadita de polvo de hornear
1 libra de ciruelas pasas sin semillas


Si las ciruelas pasas se ven muy secas se deben llevar a hervor con un poco de agua para ablandarlas y luego se licuan en su mismo jugo.  Si no, se licuan con un poco de agua agregándosela poco a poco. Aparte de baten las claras a punto de nieve, se le agrega el polvo de hornear y el azúcar por cucharadas hasta que tenga punto. 



Luego las ciruelas, también por cucharadas, y se sigue batiendo. Se echa en un molde engrasado y se mete al horno a 250° por 30 minutos. Se apaga el horno y se deja enfriar dentro de él. 






Se sirve adornado con una salsa inglesa y si se desea con cerezas, nuece

martes, 12 de julio de 2016

TORTA DE VAINILLA CON AREQUIPE Y MANÍ

                         
La torta de vainilla con arequipe y maní es la variante sin chocolate de la torta milky  way. Se hace una torta de vainilla y se rellena y decora por encima con arequipe y maní triturado. Se cubre por los costados con un merengue blanco.
Ingredientes
375 g de margarina
3 tazas de harina
6 huevos
1 ½ tazas de azúcar
¾ taza de leche
3 cucharaditas de polvo de hornear
¼ cucharadita de sal
1 cucharadita de vainilla
300 g de arequipe
100 g de maní triturado
3 claras y 1 taza de azúcar para el merengue



Se hace una torta de vainilla, batiendo la margarina con el azúcar hasta que esté cremosa, agregar los huevos uno a uno. Luego la harina cernida con el polvo de hornear y la sal se alterna con la leche, empezando y terminando con harina. Por último, se agrega la vainilla y se vacía en molde engrasado y enharinado. Se lleva al horno precalentado a 180°C o 350F por 45 minutos aproximadamente o hasta que al introducir un palillo salga limpio.




Se corta horizontalmente en dos y se cubre con arequipe y maní la parte inferior. 














Se tapa y se procede de igual forma con la parte superior.












Se prepara un merengue suizo  con las claras y el azúcar y se decora por los costados a gusto.

viernes, 13 de mayo de 2016

CUPCAKE DE CHOCOLATE

                         
En la entrada de los cupcakes veganos les contaba que cupcake, literalmente  significa “torta de taza” o “torta en una taza” y que es un icono de la gastronomía estadounidense. Este dulce surge en el siglo XIX. Antes de que surgieran los moldes para hacer muffins, solían hacerse en tazones, cazuelas de barro o ramequines, siendo este el significado de su nombre en inglés (cup y cake).
Su primera mención fue rastreada hasta el año 1796, cuando Amelia Simms utilizó este término para una “tartaleta que se cocina en pequeñas tazas”, en su libro American cookery. En el siglo XXI los cupcakes se han puesto muy de moda. En New York algunas tiendas de cupcakes, como Magnolia Bakery, han recibido publicidad por sus apariciones en programas populares de televisión de ese país. La presentadora de televisión Martha Stewart publicó un libro de cocina dedicado a los cupcakes.
Ingredientes:
1 ½ taza de harina de trigo
1 taza de azúcar
1 ½ cucharadita polvo de hornear
1 taza de margarina (2 barras de 125 g)
4 cucharadas de cocoa en polvo
4 huevos
1 cucharadita de vainilla
¼ cucharadita de sal
1 cucharada de color caramelo (opcional)
Para la crema:
250 g de mararina
300 g de azúcar pulverizada
3 cucharadas de cocoa en polvo
1 - 2 cucharadas de agua


Precalentar el horno a 175°C, alistar el molde para cupcakes y los capacillos. Cernir la harina con la cocoa, el polvo de hornear y la sal.






En un bol batir el azúcar con la mantequilla hasta que esté cremosa, si va a usar el color caramelo añadir en este momento. 






Agregar los huevos uno a uno. Luego agregar la harina con movimiento envolvente. Por último, la vainilla.






Verter la mezcla en los capacillos hasta los ¾ y hornear por 20 minutos aproximadamente o hasta que al introducir un palillo salga limpio. Dejar enfriar en la rejilla y mientras preparar la cubierta.






Llevar a la batidora la mantequilla y batir hasta que esté cremosa agregar  un tercio del azúcar, batir por 3 minutos, agregar otro tercio de azúcar y la cocoa, seguir batiendo y agregar el resto del azúcar con 1 cucharada de agua. Si se ve muy seca la mezcla agregue la otra cucharada de agua. Debe formar picos. Ya está lista para decorar los cupcakes.

miércoles, 13 de abril de 2016

AREQUIPE

                         
Como les contaba en la entrada de las panelitas de leche, tanto el arequipe como el manjar blanco y las panelitas de leche hacen parte de los llamados “dulces de leche” y son productos típicos de América Latina. Se trata de un proceso de concentración por evaporación de la leche a fin de aumentar los sólidos totales y la diferencia fundamental entre los tres radica en la formulación y en el proceso de hidrolización de la lactosa.
Esta es la fórmula para hacer arequipe:
15 litros de leche bien fresca
 3 Kg de azúcar
10 gramos de bicarbonato (2 cucharaditas)
1 cucharadita de vainilla


Mezclar en frío la leche con el azúcar y el bicarbonato. Hervir a fuego medio, revolviendo de vez en cuando.







Cuando comience a espesar mantenga el fuego bien lento y agite sin dejar pegar. 







Cuando esté, bajar del fuego y agregar la vainilla. Empacar, dejar enfriar y tapar. Para obtener mejor textura agregue 75 gramos de glucosa.

miércoles, 16 de marzo de 2016

MONGO MONGO

                                        
Se acerca la Semana Santa y estoy preparando los dulces que según la tradición compartiré con familiares, vecinos y amigos. He aprovechado para tomar las fotos del paso a paso de uno muy especial que voy a compartir con ustedes hoy: el mongo mongo.
Este dulce cuyo protagonista principal es el plátano maduro puede combinar hasta siete sabores y es un dulce tradicional de la costa caribe colombiana, que no puede faltar en ningún festival de dulce durante la Semana santa. Los ingredientes que acompañan al plátano maduro y las cantidades se establecen a gusto de las cocineras y dependen mucho de la región. Hay quienes usan batata, mango, guayaba o piña. Incluso, en algunas regiones mezclan plátano verde con el maduro. Para mi abuela había cuatro ingredientes que no podían faltar en el mongo mongo: plátano maduro, mamey, papaya biche y coco. Las otras frutas quedaban a elección y dependía de si estaban en cosecha o no.
Hacer mongo mongo era casi un ritual que podía durar una semana, cocinando el dulce a fuego bajo durante el día y dejándolo reposar en la noche. Si por un descuido se pegaba al fondo de la olla de barro, había que sacarlo con mucho cuidado y pasarlo a otra olla para seguir el proceso.
El mongo mongo se puede hacer con panela o azúcar. La panela tiene la ventaja de que toma más rápidamente el color oscuro característico, pero a mí, particularmente, me gusta más el sabor que otorga el azúcar. Esta es mi versión del mongo mongo.
Ingredientes:
2 kilos de plátanos maduros pelados (aproximadamente 10 platanos)
1 kilo de papaya biche procesada
½ kilo de pulpa de piña
½ kilo de pulpa de mamey
1 coco
1 kilo de azúcar
Canela y clavito al gusto



La papaya biche se pela, se limpia de semillas y tripas, se ralla, se cocina y se escurre; la piña se pela y se ralla; el plátano se muele; el mamey se pela, se le quita el pellejito que recubre la pulpa, se corta en tiras finas y se cocina en un poquito de agua; el coco se ralla y se cuela en dos tazas de agua.



Luego se mezcla el plátano con la papaya, el mamey, la piña, la leche de coco, la canela y el clavito en una paila honda, de fondo grueso y se deja hervir a fuego medio durante 30 minutos. 






Cuando todos los ingredientes están cocidos e integrados, se adiciona el azúcar y se sigue cocinando a fuego bajo, revolviendo frecuentemente hasta que tenga la consistencia y el color característicos. 







Se sabe que está a punto cuando al revolver se ve el fondo de la paila.


domingo, 6 de marzo de 2016

TORTA TERCIOPELO ROJO

                     
La torta terciopelo rojo (red velvet) es un pastel típico del sur de los Estados Unidos que obtiene su nombre del color rojo del pastel y siempre se acompaña con un frosting de queso crema. Existen varias historias sobre su origen, entre ellas, una que involucra al hotel Waldorf Astoria de Nueva York en torno a los años 50. Esta torta se popularizó en 1989 gracias a la película Magnolia de Acero. 
Para la elaboración de la torta se necesita suero lácteo (buttermilk) y para el frosting queso crema, del tipo philadelphia. Como en estas tierritas no se consiguen todos los productos que se encuentran fácilmente en cualquier tienda de EEUU, tenemos que desarrollar la creatividad. Así que he tomado dos litros de yogurt natural sin dulce lo he puesto a decantar de un día para otro en refrigeración removiendo varias veces para sacar la máxima cantidad de líquido y así he obtenido el suero para la torta y el queso crema para el frosting. Si nos apresuramos y no sacamos el mayor grado de humedad al queso, queda muy blando y no monta, estropeando el frosting.
Ingredientes:
3 tazas de harina
1 ½ tazas de azúcar
½ cucharada de cocoa
1 cucharadita de sal
3 cucharadas de polvo de hornear
3 huevos grandes
300 ml de aceite de girasol
240 ml de suero lácteo (buttermilk)
½ cucharada de colorante rojo
1 cucharadita de vainilla
Para el frosting
400 g de queso de untar
300 g de azúcar glas
150 g de mantequilla pomada
1 cucharadita de vainilla
1 pizca de sal



Se tamizan juntos los ingredientes secos para evitar que salgan grumos (harina, azúcar, cacao, sal y polvo de hornear.  Reservamos.
En un bol batimos los huevos por aproximadamente un minuto.







Luego agregamos el aceite, el suero, el colorante y la vainilla.









A la mezcla coloreada le agregamos poco a poco, sin dejar de batir, los ingredientes previamente tamizados.








Echamos la mezcla en un molde previamente engrasado y enharinado y lo llevamos al horno precalentado a 175°C por aproximadamente 45 minutos, hasta que, al introducir un palillo, este salga limpio.





Mientras se enfría el biscocho, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa y de un color más pálido, agregamos el azúcar poco a poco, la esencia de vainilla y la pizca de sal. Para terminar, agregamos  el queso crema, poco a poco hasta conseguir una mezcla que haga picos y se vea consistente.





Desmoldamos el bizcocho y lo partimos en tres horizontalmente, intercalamos capa de bizcocho con capa de frosting y por último cubrimos toda la torta con el frosting que nos quede y decoramos a gusto.